miércoles, 28 de abril de 2010

Garzón,... ¡Cómo no!

Para dejar las cosas claras: Garzón es un tipo que me cae mal. En mi defensa he de decir que me cae mal desde que instruyó el Caso Nécora, allá por 1994. También por entonces le llovieron palos desde Europa, si no recuerdo mal, por el tema de unas escuchas de una legalidad más que dudosa. Recordemos que lo nefasto de su instrucción llevó a la absolución de algún que otro presunto narco. Me siguió cayendo mal cuando entró en política de la mano del PSOE y peor aún cuando, al no conseguir su super-mega-ministerio, se salió y se dedicó con toda su saña a perseguir al Gobierno.

¿Qué pasa? ¿Qué era el único en este país que no se había enterado de que los GAL los había organizado el propio gobierno?

Me siguió cayendo mal cuando se dedicó a perseguir a Pinochet, no tanto por perseguirle, si no porque creo que antes de barrer la casa de los demás, tienes que barrer la tuya propia. ¿Por qué entonces no encausó a Serraño Suñer o a Santiago Carrillo?

La respuesta es que nadie sabe quien coños es el primero y el segundo es intocable

Y ahora llega el caso de la Memoria Histórica, los pagos del Santander y las escuchas (otra vez) del "Caso Gurtel"...

No me gustan los jueces estrella, no me gusta que no se respete las formas y menos aún que sean los jueces quienes se aprovechen de las leyes (aquí tenéis la razón)

En resumen me cae mal porque creo que es un tipo que se sirve de causas nobles y que no duda en retorcer la ley en su propio beneficio.

Una vez aclarado este punto, si me gustaría decir que creo que Garzón está siendo un magnífico tonto útil en manos de nuestro gobierno... porque mientras hablamos de él, no hablamos del paro, del precio de la gasolina, de los intereses de las tarjetas de crédito (un 22%), del estado de la Sanidad y de otras muchas cosas que nos afectan A TODOS mucho más directamente que si Garzón ha prevaricado o no. (Cosa que a decir verdad, no tengo en absoluto claro)

Para seguir discrepando de la mayoría creo que a Garzón quien verdaderamente le tiene ganas, no es la derecha sino determinados elementos del propio PSOE.

La venganza es un plato que se sirve frío

Veremos la postura que toma el partido cuando llegue el momento de juzgarle por el tema de los pagos del Querido Emilio.

Por último me parece perfecto que sea la Falange y Manos Limpias quienes lleven el proceso. Creo que la grandeza de la democracia es que hasta quienes no creen en ella, puedan utilizar sus mecanismos legales para conseguir sus fines (nos gusten éstos o no)

7 comentarios:

Guiss dijo...

Me asombra lo de acuerdo que estoy con tu artículo.
A mí Garzón me parecía un mal instructor, pero manía verdadera le cogí cuando le escuché hablar en la campaña electoral mientras hacía el intermedio en su carrera de juez y se olvidaba momentáneamente del GAL. Fue un momento terrible, descubrir que el ágil subidor de escaleras hablaba aflautado.

Por cierto, me preocupa saber quién fue Serrano Suñer, incluso saber que era considerado guapo e irresistible por las señoras de la época. Saber quién es Carrillo es más fácil, no tanto es saber quién fue entonces. Yo cuando estudié entendí que con las leyes que se promulgaron hacia el 77, la de la reforma política, la de amnistía y todo eso, habíamos decidido (bueno, los españoles que entonces decidían, yo no estaba entre ellos) hacer borrón y cuenta nueva. Por eso no creo que hubiera que barrer nada aquí, se barrió, con generosidad y reconciliación por parte de todos, entre el 77 y el 78.

Aunque los defensores de Garzón estén muy centrados en lo del franquismo a mí me parecen las tres causas graves, aunque como cada uno se escuece por lo que quiere, me fastidia especialmente lo de las escuchas cuando hablan con sus abogados.

La verdad es que tampoco me parecen bien las adhesiones al juez, entiendo que cada uno se vaya formando su opinión, pero a mí no se me ocurriría manifestarme para que la sentencia que haya en su día sea acorde con el juicio que me he formado.

Y sí, afortunadamente el acceso a la justicia es universal y uno no tiene que demostrar pureza de sangre, ni de ideología, para tener derecho a ella. O eso quiero seguir creyendo.

Amaranta dijo...

Pues sí Números esa es la grandeza de la democracia. Pero la cuestión es que ni manos limpias ni la Falange han seguido las formas para llevar a cabo la demanda. Y de ahí la recusación de Garzón, por lo que se ve Valero les dio un cursillo de procesal a ambos para que rectificaran la demanda, cuestión que atendió manos limpias y falange que es muy chula dio portazo y no entregó rectificación (a falange nadie le dice cómo ha de presentar una demanda, faltaría más que ellos son fascistas, cómo se van a atener a las leyes). De ahí que se inhiba hasta que se resuelva la recusación. A mi personalmente no me caen mal ni falange ni manos limpias, por no atenerse a las formas, lo que me molestaría es que en un estado de derecho se admitiera una demanda que no se ajuste a derecho. Se prevaricara y no encontrara en el sistema el consiguiente freno, etc, etc.

Lo que sí me gustaría es que alguien me aclarara (y no lo digo con ironía sino a pura ignorancia) a qué nos referimos cuando hablamos de crímenes de la parte republicana. Supongo y digo supongo porque lo mismo estoy equivocada que desde que se inició la segunda republica en el 31 hasta que estalló la guerra en el 36, la segunda república no cometió crimen alguno, quiero decir hacer desaparecer a gente desde el gobierno, matar a quienes no les interesaba según su pensamiento, someter al miedo a la ciudadanía, etc, etc. La guerra estalló porque ganó el frente popular no porque hubiese una república que había funcionado hasta ese momento sin que se oyeran trompetas de golpe de estado. Quizás por el miedo a que la ideología de izquierdas pudiera llevarnos al desastre de una dictadura de izquierdas o quizás por la mala gestión económica en la que siempre se ve inmerso este país cuando la izquierda coge el poder y le da por centrarse en asuntos sociales. Por lo que fuera estalla la guerra. Ahora me pregunto yo cuando hablamos de crímenes de la parte republicana hablamos de abusos en el transcurso de la guera, ¿cuáles son los crímenes del señor suñer? Me gustaría que me lo aclararas porque sinceramente no lo sé.

Vanbrugh dijo...

No puedo estar más de acuerdo con este artículo. Y es un alivio intelectual indescriptible, solo comparable al de que alguien te rasque la espalda justo donde te picaba, encontrar dichas con claridad y energía justo las cosas que pienso yo sobre este asunto y que creo que es necesario decir. Sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de estupideces que al respecto llevo tragadas. Gracias, pues.

Vanbrugh dijo...

Amaranta, el señor Suñer, como lo llamas, no tuvo nada que ver con los crímenes del bando republicano. Era falangista, cuñado de Franco y abiertamente pronazi.

El hermano de mi madre tenía 19 años en 1936. Pocos días después del golpe de Julio vinieron a su casa de Madrid unos milicianos, se lo llevaron y nunca más se supo de él. Ni siquiera dónde está enterrado. Jamás se había metido en política: su nombre figuraba, al parecer, en una lista de voluntarios para conducir tranvías durante una huelga. No tenía vocación de esquirol -o quizás sí, tanto no sé; desde luego, debía de ser bastante de derechas, como toda su familia- pero, a los dieciocho años, le hacía ilusión conducir un tranvía. Le salió caro el deseo que nunca llegó a cumplir.

Mi abuelo del otro lado tenía más de setenta. Era monárquico, beato, organista de iglesia y profesor de música de los hijos de una infanta, todos ellos terribles delitos por los que, tras el golpe, fue encarcelado en la modelo de Madrid. No durante mucho tiempo: a los pocos meses unos justicieros milicianos, para vengarse de los bombardeos franquistas, lo "sacaron" junto con otros muchos presos y le dieron el "paseo". Nunca supimos dónde, ni dónde está enterrado.

Es posible que Números se refiera a casos así, que sucedieron a miles en todo el bando republicano, cuando habla de los crímenes de ese bando. Se me ocurre, vamos.

Amaranta dijo...

Vanbrugh, no tengo ninguna duda de los crímenes de guerra que el bando republicano cometió, porque a mi abuelo también lo encarcelaron y su único crímen contra la república había sido trabajar en un periódico, supongo que de derechas. La cuestión es que todas estas coletillas que se están usando últimamente hacen creer a mucha que los abusos o crímenes del bando republicano se produjeron en la II República y me parece "honrado" dejar claro que estos crímenes se produjeron en plena guerra. Primero para dejar claro que no había motivos legítimos para dicho golpe a la república, por mucho que no gustase que democráticamente el pueblo hubiese elegido a un partido que los otros detestaban. Otra cosa es que las expectativas de que el Frente Popular hubiese reconvertido nuestro país en una dictadura comunista y eso en mi opinión sí que se hubiese merecido un golpe, pero España en el 36 que yo sepa no tenía un sistema de policía al estilo de "minority report" para poder certificar que eso así iba a ser.

Y segundo porque a tener de todo esto también mucha gente confunde con crímenes de guerra al hecho del objeto de la guerra en sí que es matar al enemigo. En todas las guerras se cometen abusos porque la situación propicia tal situación, quiero decir que "matar" es el peor de los crímenes que un ser humano puede cometer dentro de nuestro código moral, con lo cual se hace muy fácil después de que te han justificado de una manera legal el hecho de matar, cometer cualquier otra tropelería. Todas las guerras cuentan con abusos y crímenes de guerra por doquier. Y teniendo en cuenta que en el bando republicano fueron desapareciendo los democrátas y apareciendo cada vez más, más comunistas (otros que no creían en la democracia) pues dos más dos cuatro, en cualquier idioma.

La cuestión es que una vez llegado el final de la guerra, todas las aberraciones debían haber acabado y no acabaron y eso ya se torna de otro color, color que ningún demócrata debería pasar por alto, ni justificar con hechos que ocurrieron en guerra. O por lo menos es lo que yo opino.

Numeros dijo...

Amaranta El error es suponer que la República acabó el 17 de julio de 1936. La República y su Constitución siguieron vigentes durante toda la Guerra, y por lo tanto los crímenes que se cometieron en su zona son tan crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad como los que se cometieron en la zona nacional.

Por otra parte creo que confundes abusos con crímenes. Abusos fue lo que hicieron los americanos durante la II GM al encerrar en campos de concentración a aquellos cuyos ascendientes eran japoneses o italianos.

Crimen de guerra es, entre otras cosas, arrojar vivos al mar desde lo alto de un acantilado a prisioneros civiles de dos en dos, como hicieron los republicanos en cabo Mayor (Santander) o al fondo de una mina (Linares), o torear a novicios (Badajoz), o fusilar a más de 2400 prisioneros, muchos de ellos civiles, a las afueras de Madrid. (Creo que un tal Carrillo sabe algo de eso..).

No es de extrañar que, con semejantes antecedentes, pasase lo que pasase al llegar los nacionales.

Luego está el tema de la quema conventos y de iglesias que tuvo lugar en el año 31, nada más proclamada la República y que fue jaleada, entre otros, por el diario "El Socialista"

Cambiando de tema, además de lo que ya apunta Vanbrugh, (gracias por tus comentarios) Serrano Suñer fue ministro de Interior y Asuntos Exteriores de Francisco Franco entre 1938 y 1942.

¿Por qué Garzón no fue a por él, en vez de a por Pinochet? Al fin y al cabo lo tenía más a mano, pero claro, a estas alturas ni Dios se acordaba de él.

Por otra parte si Varela, juez de izquierdas de toda la vida y otrora mentor de Garzón, ha ayudado a Falange y a Manos Limpias, que pague por ello. No seré yo quien le defienda.

Guiss El espíritu de la ley de amnistía era que, por el bien de la reconciliación, nos olvidásemos de las tropelías de unos y otros.

También me parece perfecto el derecho de todo el mundo a enterrar y honrar a sus muertos, aunque éstos hubiesen sido unos vulgares asesinos de mierda. Lo que no me parece de recibo es quitar las placas de uno, para poner las del otro, o quitar los bustos de José Antonio, para poner los de La Pasionaria…
Yo estoy más en la línea del Ayuntamiento de Cabra: una placa única, que recuerde a todos los caídos, incluyendo a víctimas y verdugos, que de todo hubo en los dos bandos.

Kotinussa dijo...

Amaranta, si te interesan los asesinatos producidos desde los inicios de la II República hasta los inicios de la Guerra Civil, te paso un enlace donde están relacionadas, con nombres y apellidos, las personas asesinadas desde el 1 de mayo de 1931. Está claro que el sitio web no es neutral, pero los datos deben ser ciertos, porque se dan bastantes detalles.

http://www.memoriarepublicana.com/