sábado, 30 de enero de 2010

Lecciones de economía

El señor de la foto es  D. Juan Pedro Hernández Moltó. Según publica El Mundo, el Banco de España ha pedido para él una multa de 155.000 euros e inhabilitación de cinco años. Parece ser que es uno de los responsables de la quiebra de Caja Castilla La Mancha y como muestra de su gestión está el que:


''Los miembros del Consejo de Administración de Caja Castilla-La Mancha elevaron un 91% sus retribuciones entre 2004 y 2007. El personal clave de la dirección y los miembros del consejo de administración que forman parte de la misma, entre ellos Hernández Moltó, se repartieron en 2007 2,172 millones entre salario y obligaciones en materia de pensiones y seguros de vida, un 91% más que los 1,138 millones de euros consignados con cargo al ejercicio 2004.''

Ante semejante currículo uno podría pensar que dicho señor se encuentra procesado o, siendo benevolentes, jubilado en su casa y jugando al dominó con los amigos. Pues no, resulta que ahora ha montado un chiringuito financiero una gestora de inversiones con un capital de 3.006 euros y pretende atraer inversores de EE.UU y de México. En fin, que no entiendo nada. Si alguien me lo explica, se lo agradeceré.

Para compensar, os pongo una lección de economía que he recibido en mi correo electrónico. El autor, anónimo.


La economía explicada con vacas

Socialismo : Tú tienes 2 vacas. El estado te obliga a darle 1 a tu vecino. 

Comunismo: Tú tienes 2 vacas. El estado te las quita y te DA algo de leche. 

Fascismo: Tú tienes 2 vacas. El estado te las quita y te VENDE algo de leche.

Nazismo: Tú tienes 2 vacas. El estado te las quita y te dispara en la cabeza. 

Burocracia: Tú tienes 2 vacas. El estado te pierde una, ordeña la otra y luego tira la leche al suelo. 

Capitalismo tradicional: Tú tienes 2 vacas. Vendes una y te compras un toro. Haces más vacas. Vendes las vacas y ganas dinero. Luego te jubilas rico. 

Capitalismo moderno: Tú tienes 2 vacas. Vendes 3 de tus vacas a tu empresa que cotiza en bolsa mediante letras de crédito abiertas por tu cuñado en el banco. Luego ejecutas un intercambio de participación de deuda con una oferta general asociada con lo que ya tienes las 4 vacas de vuelta, con exención de impuestos por 5 vacas. La leche que hacen tus 6 vacas es transferida mediante intermediario a una empresa con sede en las Islas Cayman que vuelve a vender los derechos de las 7 vacas a tu compañía. El informe anual afirma que tú tienes 8 vacas con opción a una más. Coges tus 9 vacas y las cortas en trocitos. Luego vendes a la gente tus 10 vacas troceadas. Curiosamente, durante todo el proceso nadie parece darse cuenta que, en realidad, tú sólo tienes 2 vacas (y a estas alturas, muertas y troceadas). Cuando se descubre el pastel, montas en cólera, culpas al gobierno de todo, le exiges que te devuelva tus 11 vacas e  inexplicablemente, el gobierno accede y te devuelve tus 14 vacas. (Las 12 que tenías, más una de intereses).

Economía japonesa : Tú tienes 2 vacas. Las rediseñas a escala 1:10 y que te produzcan el doble de leche. Pero no te haces rico. Luego ruedas todo el proceso en dibujos animados. Los llamas ‘Vakimon’ e incomprensiblemente, te haces millonario. 

Economía alemana: Tú tienes 2 vacas. Mediante un proceso de reingeniería consigues que vivan 100 años, coman una vez al mes y se ordeñen solas. Nadie cree que tenga ningún mérito. 

Economía rusa: Tú tienes 2 vacas. Cuentas y tienes 5 vacas. Vuelves a contar y te salen 257 vacas Vuelves a contar y te salen 3 vacas. Dejas de contar vacas y abres otra botella de vodka. 

Economía china : Tú tienes 2 vacas. Tienes a 300 tíos ordeñándolas. Explicas al mundo tu increíble ratio de productividad lechera. Disparas a un periodista que se dispone a contar la verdad. 

Capitalismo americano: Tienes dos vacas. Vendes una y fuerzas a la otra a producir la leche de cuatro vacas. Te quedas sorprendido cuando ella muere. 

Economía iraquí : Tú no tienes vacas. Nadie cree que no tengas vacas, te bombardean y te invaden el país. Tú sigues sin tener vacas. 

Economía india: Tú tienes 2 vacas. Las pones en un altar para adorarlas. Después sigues comiendo arroz al curry. 

Economía suiza: Hay 5000000000 vacas Es obvio que tienen dueño pero nadie parece saber quién es. 

Economía francesa: Tú tienes 2 vacas. Entonces te declaras en huelga, organizas una revuelta violenta y cortas todas las carreteras del país, porque tú lo que quieres son 3 vacas. 

Economía neozelandesa: Tú tienes 2 vacas. La de la izquierda te parece cada día más atractiva. 

Capitalismo italiano : Tienes dos vacas. Una de ellas es tu madre, la otra tu suegra, ¡¡maledetto!!!

Capitalismo británico : Tienes dos vacas. Las dos están locas. 

Economía española: Tú tienes 2 vacas, pero no tienes ni idea de donde están. Pero como ya es viernes, te bajas a desayunar al bar que tienen el Marca. Si acaso, ya te pondrás a buscarlas el miércoles después del puente de San Aniceto.

3 comentarios:

Amaranta dijo...

Pues está genial la verdad, sólo cambiaría algo:

Socialismo: Tú tienes dos vacas. El estado te obliga a darle una al trabajador que te ordeña las vacas.

Yo es que siempre digo que están muy equivocados los que piensan que la izquierda es una ONG, nada más lejos de la realidad, en un estado socialista el que no trabaja, no come...jajajaj. El pobre vecino se tendría que conformar con el olor de los pedos de las dos vacas o ponerse a ordeñar.

Numeros dijo...

Quizás sea más acertada tú definición. En cualquier caso la idea es la misma: repartir tus bienes con los demás. Por otra parte, como no soy el autor, no me parece bien corregirlo.

Para mí, la que más se ajusta a la realidad: la de capitalismo moderno.

Miroslav Panciutti dijo...

El chiste de la economía explicada con vacas va creciendo cada vez más.